CONJUNTO INSTRUMENTAL Y CLASES MULTIDISCIPLINARES

Tocar en un conjunto instrumental implica trabajar en equipo, aplicar y ampliar los conocimientos de su instrumento en un entorno musical auténtico.

Conjunto instrumental

Tocar en un conjunto instrumental implica trabajar en equipo, aplicar y ampliar los conocimientos de su instrumento en un entorno musical auténtico.

Es una experiencia valiosa para aquellos que desean llevar su educación musical más allá de las clases individuales y sumergirse en la apasionante vivencia de tocar en grupo. Ofrece numerosos beneficios al alumnado. Permite desarrollar habilidades de trabajo en equipo, de escucha, colaboración y comunicación musical. Aprenden a seguir un ritmo de manera grupal y mantener la cohesión, adaptarse a los cambios e interpretar piezas musicales simples y más complejas. Brinda la oportunidad de experimentar con diferentes géneros y estilos musicales. También a adaptarse a diferentes roles dentro de la banda, como sección rítmica, de acompañamiento y solista, lo que les permite explorar la importancia de cada uno de los aspectos para llegar a un objetivo. Es una experiencia enriquecedora desde el punto de vista social. El alumnado tiene la oportunidad de interactuar y conectar, compartiendo su pasión y construyendo amistades. Además, los ensayos y presentaciones en vivo les ayudan a desarrollar confianza en sí mismos y a superar el miedo escénico.

Clases multidisciplinares

Clases grupales o individuales basadas en la práctica de varios instrumentos musicales para desarrollar un aprendizaje general de la música a partir de la interpretación y creación de canciones, la grabación y la producción.

Son una excelente manera de iniciar o enriquecer el conocimiento musical y diversificar las habilidades. Es una actividad diseñada tanto para clases grupales a partir de 6 años que son demasiado jóvenes para empezar seriamente con un instrumento como el piano, la batería o la guitarra, como para personas de cualquier edad que busquen un mayor desarrollo musical. Los contenidos de estas clases siempre son adaptadas al nivel, edad, intereses y capacidades del alumnado:
• Percusión y batería.
• Guitarra, bajo y/o ukelele.
• Teclado y pads para instrumentos virtuales y samplers.
• Exploración de diferentes géneros musicales.
• Interpretación y desarrollo de habilidades musicales.
• Grabación y producción musical.
Ofrecen una enorme serie de beneficios. • Ampliación de habilidades musicales: Interpretación y comprensión más versátil y completa de la música y sus elementos (melodía, armonía, ritmo…) en diferentes instrumentos, estilos y géneros.
• Desarrollo de coordinación y destrezas: Cada instrumento musical requiere habilidades motoras específicas.
• Conocimientos tecnológicos e informáticos para capturar y editar la música interpretada o creada mediante el uso de equipos y software especializados.
• Aumento de la creatividad. Experimentar con diferentes sonidos y estilos puede llevar a la composición de música más original y única.
• Enriquecimiento personal y aumento de la autoestima.
• Mejora de las habilidades de trabajo en equipo y la comunicación musical.
• Ampliación de oportunidades si tu deseo es profesionalizarte.